domingo, 15 de junio de 2008

La chica del domingo: Hoy Sharon Small, Shelley Conn, Sarah Parish y Orla Brady


Hoy es el día "Mistresses" porque he reservado su último capítulo para degustarlo esta noche, como la primera nuez del invierno.
Esta serie de la BBC que sólo tiene seis capítulos, pertenece a la categoría de cosas que no quieres que se acaben nunca, y no precisamente porque todo sea algarabía y felicidad, porque vive yavhé que las chavalas lo pasan fatal.

Las protas son cuatro:

Trudy (Sharon Small) es ama de casa y tiene dos hijas, su marido trabajaba en las torres gemelas el 11S y desde entonces la mujer no levanta cabeza, en el primer capítulo, recibe una jugosa indemnización, un millón de libras y las lúbricas y tiernas miradas de un vecino, también solitario. Aquí el espectador acostumbrado a las tramas americanas empieza a dejar volar su imaginación con “este sólo va por el dinero” o “este es el marido que ha fingido su propia muerte por un tema de desfalcos y se ha reconstruido el careto en Marrakech” (esto último lo pensamos los más fans de Bruckheimer”). A partir de ahí, Trudy tiene que enfrentarse a los verdaderos problemas de la vida: ¿como me voy a la cama con alguien con estos michelines? y, ¿si sólo me he acostado con un hombre en toda mi vida como se si lo hago bien?
Trudy es tierna y creíble como sólo una mujer inglesa puede serlo y todo el tiempo queremos que le vayan bien las cosas.

Jessica (Shelley Conn) es la más joven y deshinibida, trabaja en una empresa de eventos y tiene un semirrollo con su jefe casado, cosa que a ella la trae más bien al pairo porque está más al tema del folleteo y la despreocupación en general. Uno de los eventos en los que trabaja es una boda lesbiana, y una de las contrayentes, la atractiva Alex (que voz, dios mio, bendita sea la VOS) le hará replantearse un par de cosillas. Jessica es un poco hindú y un mucho guapa y como somos frivolos a la par de sentimentales, también queremos que todo le salga bien.

Katie (Sarah Parish), si lo de Jess es la despreocupación, lo de Katie es el drama en estado puro. Su amante (casado), enfermo terminal acaba de fallecer después de que ella le haya proporcionado un empujoncito eutanásico y ahora tiene que enfrentarse no sólo al duelo silencioso sino también al atractivo hijo de su amante que llega haciendo preguntas. Katie es el personaje que más nos hace sufrir pero la queremos igual porque es preciosa y las pasa canutas.

Siobhan (Orla Brady), a esta también le pasan cosillas, pero durante todo el tiempo uno sólo puede pensar ¿esta tía tiene 47 años? y ¿de que me suena su cara?. A lo primero: sí, los tiene y a lo segundo: es la exmujer de “Shark”.
Siobhan tiene un marido muy majo que sólo piensa en tener hijos, y por y para ello se pasan el día chingando con el mero objeto reproductivo, lo que lleva a la hermosa dama a preguntarse si es algo más que una macetita de terreno fértil y, que mejor lugar para encontrar la respuesta que un atractivo compañero de trabajo que le pone las peras a cuarto y la hace sentirse el hermoso trocito de carne que todavía es.
El mero hecho de que Orla Brady se conserve facialmente tan estupenda ya nos hace amarla pase lo que pase.

Estoy contando las horas para ver el sexto y último capítulo, y cualquier espectador ávido de nuevas y poderosas sensaciones no dudará en ponerla en su lista de próximos visionados pero ya.

5 comentarios:

Ra está en la aldea dijo...

Siobhan es un nombre tan maravilloso...
Dios salve a la BBC, porque esta serie es de la BBC, ¿no? O británica al menos, que sólo ellos son lo bastante listos como para hacer un completo desarrollo de personajes en seis capitulitos.
¿Qué sería del sexo a partir de los 35 de no existir los compañeros de trabajo?

El Malvado Ming dijo...

Je, mientras la estaba viendo dije en voz alta: (porque estaba acompañada, no por la demencia, que a veces también) "Tendría una hija sólo por llamarla Siobhan".

BBC, claro.

Ohnenick dijo...

Ví el primer episodio y ahí me quedé, claro que entonces tenía en espera Dexter y Damages... quizás el secarral de verano sea un buen momento para retomarla, ya que nos la pintas tan bien.

El Malvado Ming dijo...

Me superencanta (y la relación entre Jess y Alex y que las dos sean tan monas y que Alex tenga esa voz que es como porosa y que Alex ponga esas caritas de enamorada...ay, es que son puntos y bonus tracks y bolas extras).

Gemma dijo...

Gran serie!