sábado, 2 de febrero de 2008

Estaba loca y le sentaba mal beber


Siempre se dijo que esta mujer estaba detrás de la Alex Forrest de "Atracción Fatal" (y delante de un gran camión de cocaína, probablemente). No ha tenido una carrera desdeñable, protagonizó éxitos como "Blade runner" y "Wall Street" y las revistas la comparaba con Kay Kendall (ya, ya se que ahora nadie sabe quien es Kay Kendall y puede que ni siquiera quien sepan quien es Sean Young, pero a ella la comparaban y era un halago). Fue una pequeña reina de los 80 y en los papeles que no era protagonista era candidata. Pero un día empezó a ser conocida como la locaria de hollywood por un quítame allá esas denuncias con James Woods, llenando los tabloides con una historia que entremezclaba amorios y muñecas vudú, lo típico. Y ya no volvió a levantar cabeza más que para darle un sorbito a su Martini.
La cuestión es que ayer armó esta y yo me pregunto si es que le cae mal pijamaman o simplemente es que es fan de los Coen a tope. Sea lo que sea es un buen momento para recordarla.

10 comentarios:

Blasfuemia dijo...

Más que nada, parece que es fan de los martini y algún ingrediente más. O fan de Britney Spears. Lo de ingreso "voluntario" a una cura de desintoxicación no merece ni comentario.

Ra está en la aldea dijo...

"Cuando uno no tiene nada que perder..." Qué frase, dios mío.

Ohnenick dijo...

Sólo puedo decir: ¡cuánto se parece esta mujer a Frida Kahlo, no? Depilación de bigote aparte, claro.

Ohnenick dijo...

Aunque esto no venga a cuento aquí, ¿has visto Mistresses? Hernán Casciari en su blog la pone bastante bien y está ya subtitulada. Imploro su sapientísimo consejo, oh malvado.

El Malvado Ming dijo...

La tengo en capilla. Estoy a tope, que si empieza Lost, que si como puede ser que todavía no haya acabado con la segunda de Dexter, que si hoy es lunes a descargarse LWord, que sí a ver si mola más la mafia del cashmir o la jungla del lipstick, y todo esto sin olvidarse de fiscales paliduchas, casos abiertos, forenses varios, médicos listillos, cirujanos plásticos y anda a ver que tal pinta esta de Mad Men.
Un infierno.

Ohnenick dijo...

... y encima lo de dominar el mundo, que también lleva lo suyo.

Mármara dijo...

¡Joé, si se me había olvidado que existía! Y mira que me gustaba, ¿eh? Y mira que en "Blade Runner" me quedé colgateras de ella... Está visto que lo mío no es la fidelidad.
Ming, se te olvidó mencionar que lo de seducir a incautas damiselas es un tarbajazo del copón.

errante dijo...

Pues a mí siempre me ha gustado Sean Young, así que me tomaré un martini con yerbabuena y abuchearé una y mil veces al gili de Schnabel en su nombre. A su salud, señora.

El Malvado Ming dijo...

Pero un trabajo que reporta un gran placer, y a corto plazo que es lo que mola, querida Mármara.

Que sean dos Martinis por favor, y el mio con cebollita.

La mujer estropajo dijo...

Qué mal me cae Schabel desde que vi ese bodrio sobre el escritor cubano aquel (aunque Bardem lo bordaba, todo sea dicho). Me encantan las alcohólicas decadentes, cuánta verdad sale de sus bocas pestilentes.
Que sean tres martinis!