martes, 8 de abril de 2008

Casualmente me encontré tu mail en internet...

(Casualmente lo busqué durante años, sin olvidarme un mes, utilizando la búsqueda avanzada, probando ciudades nuevas en las que pudieses vivir, profesiones a las que hubieras podido dedicarte y aficiones que hubieses podido descubrir, casualmente te busque en hotmail y gmail, en yahoogroups y en blogger, en el IRC y en los foros de Terra, en Myspace y en Facebook...)

Y casualmente hoy te encontré, pero esto no te lo diré nunca.

48 comentarios:

sar dijo...

Buah, qué bien, qué satisfacción da eso. Aunque no hagas nada, aunque no se lo digas. Buah. No hay satisfacción mayor para una stalker.
Felicidades.

Ohnenick dijo...

La caza moderna y ecológica.

errante dijo...

me pregunto si no nos gustaría que buscara así alguna persona nuestro mail...

Mármara dijo...

Menudo argumento, para alguien que yo me sé (y que no soy yo).

Anónimo dijo...

Pues ya que me has encontrado, podrías mandarme un mail. A lo mejor te llevas una sorpresa... y esto tampoco te lo diría nunca.

El Malvado Ming dijo...

Me encantan las sorpresas...y los mails.

Anónimo dijo...

A mi tambien, pero eres tu la que tienes mi direccion.

El Malvado Ming dijo...

Cuando me digas que haces en Austria.

Anónimo dijo...

Je je, FBI? Mayormente pasar frio con ropa mal elegida de entretiempo y no aprender aleman!!

El Malvado Ming dijo...

Y ese curso de alemán es de septiembre a mayo o te vienes antes?

Anónimo dijo...

Digamos que son cursos esporádicos y no sólo de alemán...

El Malvado Ming dijo...

Cuan enigmático es todo.

El Malvado Ming dijo...

República Checa?

Anónimo dijo...

Enhorabuena, has tardado exactamente dos minutos en conocer el origen del mensaje.

El Malvado Ming dijo...

Eso era fácil, lo difícil es saber quien diablos eres.

Anónimo dijo...

En fin, pensaba que lo sabías,otra vez será.

El Malvado Ming dijo...

Yo también creía que lo sabia pero este tour centroeuropeo me despista harto.

Anónimo dijo...

No vas desencaminada... a veces también regreso a casa. No creo que sea yo la del post porque estoy segura de que no te habría costado taaaanto localizarme, pero a veces tengo ataques de egocentrismo.

El Malvado Ming dijo...

Y a todo esto ¿cómo me has encontrado tu a mi?

Anónimo dijo...

Qué diplomática. Tú eres fácil y previsible, sólo hay que poner punto de macramé en el google.

El Malvado Ming dijo...

Por punto de macramé no salgo, pero que soy fácil está comprobadísimo.

Vas a tener a bien darme alguna pista de tu identidad...? Aunque esto del punto y de mi facilismo me va centrando.

Anónimo dijo...

Ahora la que me desconciertas eres tú, ¿cómo te puede ir centrando lo del punto y el facilismo?
Dame tú alguna pista de quién crees que soy, ahora que no nos oye nadie.

El Malvado Ming dijo...

Creo que te conozco más cerca de 1990 que de 2000.

Anónimo dijo...

Crees bien porque de los 2000 no me conoces nada nada.

El Malvado Ming dijo...

Y más cerca de 1990 o de 1999?

Anónimo dijo...

1996 (creo)

El Malvado Ming dijo...

Yo hubiera dicho 1995, pero creo que tu estás más acertada.

Anónimo dijo...

Bueno, pues ya sabes quien soy no?

El Malvado Ming dijo...

:)

Anónimo dijo...

Y ahora qué? Pues vuelvo a empezar

Pues ya que me has encontrado, podrías mandarme un mail...

El Malvado Ming dijo...

Mnmnmn creo que eres tu la que debería de enviar ese mail. La dirección está en esta página.

Anónimo dijo...

y eso? tú crees que debería ser yo? :)


Como quieras

Anónimo dijo...

Ya he dado el primer paso, a ver si tu das el segundo.
Por cierto, la Sacher-Torte es de lo mejorcito de Austria, seguida de la Ratemberg Torte de nueces y chocolate, de Rattemberg, y de la tarta de trufa del Café Landtmann. Son tan buenas que ni siquiera engordan.
La Sacher-Torte con un poco de nata amarga y un café melange ha sido mi desayuno los últimos quince días. La venden en cajitas de madera y te garantizan que aguantan dos semanas, ¿quieres una?

El Malvado Ming dijo...

Cuantas has traido?

Y por cierto ¿donde está ese paso? No hay ningún mail en mi bandeja de entrada. A ver si no vas a saber quien soy. Sería irónico.

El Malvado Ming dijo...

ejem...

Anónimo dijo...

Hombre, por fin me has dado una sorpresa!! 35 comentarios en vez del soso 34, aunque luego el comentario en sí no tenía mucho intríngulis que se diga...

Tartas no he traído ninguna, me refería a la próxima vez que vaya, pero parece que se va a alargar un poco más la cosa.

y sí sé quién eres, no entiendo el comentario y no sé qué hacer contigo.

El Malvado Ming dijo...

Podías escribir un mail.

Anónimo dijo...

Jo

El Malvado Ming dijo...

Vaya, hoy me has mirado como al fantasma de las navidades pasadas...Pero me ha gustado verte.

Anónimo dijo...

Es que con el catarro que tengo voy pelin lenta para procesar y además :) es que eres ese fantasma, aunque ¿qué quieres decir con eso, que yo soy Mr. Scrooge?

El Malvado Ming dijo...

La verdad es que no recuerdo si te gustaban las navidades, pero una anciana desalmada y avarienta no eras, eso seguro.

Anónimo dijo...

Menos mal, y sí me gustaban y me gustan las navidades... (creo que ya hay demasiados comentarios en este post...)

Anónimo dijo...

Vale, mi última frase ha quedado un poco seca sin querer, pero no pretendía que no contestases, sino que me parece un poco rollo seguir hablando por aqui, ¿no te parece?

El Malvado Ming dijo...

Pues tu dirás.

Anónimo dijo...

Pues no sé, las dos tenemos los teléfonos y los correos y ninguna los usa así que está complicada la cosa... habrá que pasar al plan C.

El Malvado Ming dijo...

Que consiste en...

Anónimo dijo...

O sea que veo que descartas el A y el B, no? Estás de un escueto... antes hablabas más.

El Malvado Ming dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.