lunes, 5 de mayo de 2008

El Cadaver de Lola (por fín)

Esto viene de aquí.



Empezó a impacientarse. Ya había pasado una hora, o tal vez más. Encendió un cigarro y observó a Lucia. Era hermosa, pero no lo suficiente para burlar a la muerte. Nadie es tan hermosa... o tal vez si. Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.... Ahora sabía que ojos eran esos, siempre lo había sabido, pero hacía demasiado tiempo que no quería pensar en ello.

Recordó Santa Clara, recordó los veranos y el olor de la yerba, recordó como era el tiempo cuando no existía nada. Sólo Lola y el olor de la yerba. Y el sol. Lola y el sol. El mundo era perfecto. Sin antídotos, sin Diego, un mundo sin experimentos, sin Lucía, sin el doctor Gootlicher. Hace un millón de años habían sido felices y no se habían dado cuenta.

Todo se tuerce en un instante. Lo sabes. Una mala decisión, la dirección equivocada, la disculpa a destiempo...había leido a Auster, había leido a Carver...sabía de que hablaba. Sabía que la vida se arruina por por la torpeza del vino, por la frase nunca dicha, por el abrazo que el orgulló cercenó...
Apagó el cigarro, algo no iba bien.

Volvió a mirar el reloj. Lola ya debería de estar aquí. Tal vez la había infravalorado, era un error muy frecuente en su vida. De pronto Lucía emitió un sonido ahogado y abrió los ojos sin mirar. Se sorprendió. El error podría haber sido fatal, demasiados años dopando ratas le habían hecho perder la perspectiva de un cuerpo humano. Se habría reído si no tuviese la atenazante seguridad de que algo no estaba saliendo bien. Lucía era una chica más fuerte de lo esperado, debería de haber incrementado la dosis. Había vuelto a infravalorar a una mujer.

-Empieza a ser un error demasiado frecuente en tu vida.

Allí estaba Lola, y no había venido sola. Las luces de los coches de policía que entraban por el ventanuco le daban al pequeño cuarto anejo donde dormía a deshoras un aspecto triste de carrusel abandonado.

23 comentarios:

Ohnenick dijo...

Plas plas plas, ¡qué nivel! La imagen del carrusel abandonado me ha hecho dar saltitos de entusiasmo, no te digo más.
¿A quién le pasas el testigo?

Blasfuemia dijo...

Se ha hecho esperar pero ha merecido la pena...

Sinceramente, este cadaver tiene nivelazo.

El Malvado Ming dijo...

Pues no se que decirle querida ohnenick...pero me gustaría mucho ver como sigue esto.

Ohnenick dijo...

¿Qué tal si se lo propones a Mármara como ejercicio terapeútico? Literatura catártica, you know. Pa sus nervios.

Mármara dijo...

De verdá, oyes, cómo me gusta que os acordéis de mí para estas cosas. La catarsis es lo mío, bien lo sabéis, pendehas.
Vale, aceto. Nada que me espolee más que un buen reto, y continuar el cadáver con el nivelazo en el que lo ha puesto Ming, es un reto de mil pares.
Eso sí, necesito un par de día, o tres.

El Malvado Ming dijo...

Ese es el espíritu.

errante dijo...

A sus piel Malvado Ming! De verdad, magnífica aportación. Sin palabras me has dejado. Y yo acabaría el relato aquí, con esa preciosa frase final.

MORGANA dijo...

me uno a la ovación (reverencia). Realmente brillante.

Ohnenick dijo...

Yo también me uno a la ovación... al Madrid!
Que por cierto, sólo una victoria de este calibre me puede hacer aguantar un partido retransmitido por JJ.

Tony dijo...

Aqui estoy de visita en tu casa. Interesante blog, uno mas que visitar. En cuanto tenga un minuto te pongo un enlace en el mio. Un abrazo.

El Malvado Ming dijo...

Que bello ha sido ohne, pero yo quería la manita. Es que ya no me conformo con nada.

El Malvado Ming dijo...

Las visitas siempre son bienvenidas Tony :D

Ohnenick dijo...

Es lo malo de ser del madrid. (¿Recibiste algo ayer? Estoy teniendo problemas con el correo)

El Malvado Ming dijo...

Nada :(

Ohnenick dijo...

¿Pero tu correo es el que aparece en el perfil?

El Malvado Ming dijo...

eh...que buena pregunta, voy a mirar.

errante dijo...

perdón, no había leído que Mármara quería seguir con el cadáver. Que siga pues.


Yo soy del Barcelona.

Ohnenick dijo...

ming: acabáramos

¡Errante por dios! Qué gran defecto, hija mía. Y para más INRI, del Cádiz, claro. Con lo que yo te quería.

El Malvado Ming dijo...

Que lela soy. Recibido, querida OhNe.

Que siga, que siga, ya estoy preparando una escena para los tataranietos de Lola y su perrito androide.

errante dijo...

Mujer, del Cádiz POR SUPUESTO, faltaría más mujerpordios!!! De Cádiz al infierno, ea

El Malvado Ming dijo...

Nada que objetar señora. Yo también soy muy del Cádiz, pero muy, muy.

Ohnenick dijo...

Yo anticadista hasta la muerte, también.

errante dijo...

tú, tú... tú eres del Jerez!!! acabáramos.......