viernes, 8 de agosto de 2008

Ottey



No tengo memoria para recordar unos juegos sin Merlene Ottey. Desde el bronce de Moscú en 1980 no se ha perdido ninguna cita olímpica, pero este año, ya con 48 tacos no ha conseguido clasificarse para representar a Eslovenia. Obviamente no es eslovena, es jamaicana, pero por unas gresquillas con la federación caribeña acabó cruzado el charco llevándose con ella su leyenda de dama de plata, y es que a pesar de todas sus citas olímpicas nunca ha conseguido un oro, cuando no eran las legendarias Evelyn Ashford o Marita Koch eran las hermosas y dopadas Katrin Krabbe y Marion Jones, mi amada Irina Privalova o la nunca superada Florence Griffith Joyner, siempre a pesar de partir como favorita acababa las carreras mirando el cogote de la ganadora.



A partir de hoy 17 dias de piel de pollo y la sensación de que no hay nada más grande que ser olímpico. Nada.

4 comentarios:

Ohnenick dijo...

Piel de pollo sobre todo porque este año, o se coge uno vacaciones para verlas o tiene que huir de radios, televisiones, periódicos e internet como de la peste para seguirlas por redifusión.

El Malvado Ming dijo...

Malabares tengo que hacer, mis vacaciones de agosto han sido truncadas y me veo en el membrete de compaginar olimpiadas y trabajo, maldita diferencia horaria, malditos meridianos, maldita rotación de la tierra y maldito te ganaras el pan con sudor de tu frente.

El Agente Naranja dijo...

Malvado Ming, si quieres seguir las olimpiadas desde un poco más cerca y con alegría, date una vuelta por cierralamuralla.blogspot.com lo escribe el bueno de Alf (sindicatonegativo.blogspot.com) que nos le han mandado a las chinas a escribir un blog para TVE.

Los amigos de Frannixon son nuestros amigos. Amén...

El Malvado Ming dijo...

Maravilla. Alla voy. Gracias!