martes, 1 de enero de 2008

Nuevos Ricos


Pues resulta que recibir el año tocando todas las canciones de GH2 (no confundir con este otro GH2) me pareció la mejor idea del mundo, y claro, de club en club me fuí sacando unos dólares y ¿en que me los gasté? ¿en ropa nueva? ¿en una bonita guitarra? ¿en canciones molonas? NO, me los gasté TODOS en Morticio RIP y su guitarra guadaña. Y ahora soy una abominación de Dios y me da grima verme, (supongo que es lo que le pasa todos los días a Cher). Espero que esto me proporcione una dosis de sabiduría que me acompañe por lo menos hasta el día de reyes.

5 comentarios:

Ohnenick dijo...

No he llegado aún a tu nivel de virtuosismo, pero comprendo perfectamente tu frenética dedicación.

e. dijo...

¿Virtuosismo? ¡¡¡Pero si soy un paquete!!! No paso del nivel medio ni a la de tres y no será por no dedicarle horas...

Ohnenick dijo...

Yo no he podido emplearme a fondo (5 ó 6 tardes apenas), pero te diré que ni siquiera he conseguido completar el repertorio en nivel principiante, así que a mis ojos eres Keith Richards.

Mrs. Sarmiento dijo...

Pues sí que es una manera cojonuda de recibir al nuevo año, sí. Yo lo recibí cantando micrófono en mano, you know... tralarí.

Sunne dijo...

juas juas juas, que bueno, me he reído mucho imaginandote cuando le comrpas esas gafas 3d de 2 colores y la cara que se te debe haber quedado. que feo el personaje,hahahhaha.

El guitar hero es lo mejor